Mercedes-Benz

La gama EQ Power de Mercedes-Benz sigue creciendo

21.11.2019

La gama EQ Power de Mercedes-Benz sigue creciendo
Mercedes-Benz ha producido en la actualidad, una decena de modelos con versiones híbridas enchufables, y los planes pasan por duplicar esta cifra a lo largo de 2020.
Con la denominación EQ Power encontramos una flota de vehículos que combinan el motor de gasolina, diésel o incluso hidrógeno, con un propulsor eléctrico. Esto permite desplazarse sin emisiones en áreas urbanas y recorrer largos recorridos sin preocupaciones, disfrutando además, en función del modelo, de las etiquetas ECO o Cero de la DGT. Actualmente estos son los modelos de la gama EQ Power:


· Mercedes-Benz A 250 E y B 250 E: Ambos modelos gozan de un propulsor de gasolina de 1.3 litros y 4 cilindros que se combina con otro eléctrico de 75 kW para ofrecer una potencia conjunta de 160 kW (218 CV) y un motor de 450 Nm. La batería tiene una capacidad de 15,6 kWh.


· Mercedes-Benz C 300 E y C 300 DE: Los híbridos enchufables de la Clase C tienen un motor térmico longitudinal en vez de transversal y  una caja de cambios automática 9G-Tronic. El C 300 E es la variante gasolina y desarrolla una potencia conjunta de 320 CV de potencia. Por otro lado el C 300 DE cuenta con un propulsor diésel de 2 litros con el que el sistema híbrido genera una potencia máxima de 306 CV y un par de 700 Nm. Sendas versiones cuentan con una batería de 13,5 kWh.


· Mercedes-Benz E 300 E y E 300 DE: La Clase E también cuenta con la posibilidad de elegir entre el híbrido de gasolina E 300 E y el diésel E 300 DE, que comparte motor con el Clase C y una autonomía  eléctrica que ronda los 45 km. 


· Mercedes-Benz S 560 E L: En cuanto a berlinas de lujo encontramos este híbrido enchufable único en el mercado, que contiene un poderoso V6 de gasolina con tres litros de cilindrada que desarrolla 367 CV, y que se combina con un motor eléctrico para una potencia conjunta de 476 CV. La batería es de 13,5 kWh y su velocidad máxima en modo eléctrico es de 130 km/h, mientras que la autonomía es de 50 km. 


· Mercedes-Benz GLC 300 E: Cuenta con una tracción integral  que recurre a un motor de gasolina de dos litros y cuatro cilindros en línea. La potencia combinada es de 320 CV, con 700 Nm de par, que además incorpora una batería de 13,5 kWh, que permite una autonomía eléctrica de 39 km.


· Mercedes GLC F-Cell: Estamos, sin duda, ante un modelo revolucionario con una potencia máxima de 200 CV, ya que es el primer híbrido enchufable que puede circular tanto con electricidad como con hidrógeno. Sus dos depósitos de fibra de carbono para el hidrógeno, más la batería de 13,8 kWh, suman una autonomía conjunta de 478 kilómetros, 51 kilómetros en modo exclusivamente eléctrico.


· Mercedes-Benz GLE 350 DE: Es uno de los más recientes de la gama, el cual incorpora un motor diésel, el mismo de los Clase C y Clase E, con 320 CV y 700 Nm. Su batería de 31,2 kWh le permite 90 km de autonomía en modo eléctrico, y la posibilidad de circular a una velocidad de hasta 160 km/h sin que se active el motor diésel.