Mercedes-Benz

Nuevo Mercedes-Benz GLA

16.03.2020

Nuevo Mercedes-Benz GLA
Con el nuevo GLA aumenta a ocho modelos el elenco de turismos compactos de la actual generación de Mercedes-Benz. Al mismo tiempo, este todoterreno representa el modelo de acceso a la familia de SUV de la marca. En comparación con el antecesor se ha perfilado aún más el carácter del vehículo. El nuevo GLA mide 1.611 milímetros de altura (1.616 con barras longitudinales para el techo, de serie en el mercado español), lo que supone un incremento en más de diez centímetros frente a su predecesor. De aquí resulta una posición más alta sobre el asiento, un rasgo típico de los SUV, y un incremento de la altura hasta el techo en las plazas delanteras. Otra cota que ha aumentado claramente es el espacio para las piernas en la parte trasera, a pesar de que el nuevo GLA es un centímetro y medio más corto que su antecesor. Los modelos 4MATIC están equipados de serie con el paquete técnico Offroad. Este paquete incluye un programa de conducción adicional, una ayuda para descender pendientes y una animación de los parámetros para la conducción todoterreno en el visualizador de medios, así como —en combinación con los faros MULTIBEAM LED— una función especial de iluminación para la conducción fuera del asfalto.El nuevo GLA da un paso adicional en el terreno de la seguridad con sus sistemas de asistencia a la conducción, que prestan ayuda cooperativa al conductor. Algunas de las funciones ampliadas del paquete de asistencia a la conducción son, por ejemplo, la función de girar, la función de corredor de emergencia, la función de advertencia al salir del vehículo si se acercan ciclistas u otros vehículos y una advertencia preventiva si se reconocen personas en el entorno de un paso de peatones. El GLA es capaz de reaccionar por sí mismo si el conductor no lo hace. El asistente de frenado activo se encarga en numerosas situaciones de iniciar un frenado autónomo para evitar una colisión o, al menos, para mitigar su gravedad. Hasta una velocidad propia de unos 60 km/h, el sistema puede frenar asimismo ante vehículos detenidos o ante peatones que cruzan la calzada. De esa manera, en función de la situación, pueden evitarse colisiones al circular a una velocidad máxima de hasta 50 km/h.