Mercedes-Benz

Nuevo Mercedes-AMG SL

20.12.2021

El primer SL nació en 1952 en Stuttgart como un bólido de competición apto para la circulación por las vías públicas. Ese mismo año logró un espectacular doblete en las legendarias 24 horas de Le Mans y entró por la puerta grande en la categoría de los coches míticos. Ahora, casi siete décadas después, el nuevo Mercedes-AMG SL culmina su evolución de bólido de pura sangre a descapotable deportivo de lujo idóneo para la conducción cotidiana.


Un diseño heredero de su historia
En el exterior, de aspecto liviano y bajo, detalles como los resaltes longitudinales sobre el largo capó o las lamas verticales de la ancha calandra del radiador recuerdan a la primera generación del SL.
El habitáculo situado en una posición atrasada, el parabrisas marcadamente inclinado, la rotunda zaga, los voluminosos pasarruedas y las grandes llantas de aleación conforman las características proporciones poderosas del SL.
El habitáculo combina el máximo confort y calidad de materiales y acabados con la dosis perfecta de deportividad. Mercedes-AMG ha bautizado como “hiperanalógica” la fusión de la geometría analógica y los equipos digitales más avanzados que caracteriza al interior del nuevo SL.


Dinámica de conducción
El Mercedes-AMG SL está disponible en su lanzamiento en estas dos versiones de su  motor AMG V8 biturbo de 4,0 litros:
Mercedes-AMG SL 63 4MATIC+, con una potencia de 585 CV y un par máximo de 800 Nm. Acelera de 0 a 100 km/h en 3,6 segundos, y alcanza una velocidad máxima de 315 km/h.Mercedes-AMG SL 55 4MATIC+, que desarrolla 476 CV de potencia y un par máximo de 700 Nm. El sprint de 0 a 100 km/h lo acaba a los 3,9 segundos, y su velocidad máxima es de 295 km/h.
En ambos casos, el cambio AMG Speedshift MCT 9G conjuga una sugestiva vivencia de transmisión con tiempos de reacción cortos.
Más adelante el Mercedes-AMG SL se ofrecerá también con una potente propulsión híbrida de altas prestaciones.


Sobresaliente dinámica de conducción.
El nuevo Mercedes-AMG SL por primera vez se beneficia de un sistema de tracción integral AMG Performance 4MATIC+ para convertir toda su potencia en prestaciones. La distribución de par completamente variable entre el eje delantero y el eje trasero garantiza una tracción ideal incluso en situaciones límite.
Múltiples sistemas de alta tecnología acentúan el dinamismo de este lujoso roadster de 2+2 asientos. Entre ellos destaca el tren de rodaje AMG Active Ride Control con estabilización activa del balanceo, la dirección del eje trasero o el sistema de frenos cerámicos de altas prestaciones AMG con discos compuestos disponible como opción.
El avanzado diseño aerodinámico del Mercedes-AMG SL satisface las complejas exigencias para la estabilidad de marcha, la refrigeración de los componentes y el ruido aerodinámico. Tanto si la capota está abierta como si está cerrada.